Translate | Traducir

dimarts, 8 de setembre de 2015

El mito económico de la independencia [Luis Garicano]

No hay mayor falacia en economía que el pensar que el mundo es un juego de suma cero, en el que lo que uno gana el otro lo pierde. Cuando dos personas intercambian, se produce la especialización, cada uno hace cosas diferentes, ambos ganan. Si yo sé pintar y usted sabe alemán, cuando yo le pinto su casa a cambio de que dé lecciones a mis hijos, los dos mejoramos. Si nos enfadamos, y usted, que no sabe pintar, se pinta la casa y yo, que no sé alemán, se lo enseño a mis hijos, los dos empeoramos. Esa es la razón por la que existe la Unión Europea.

En la discusión sobre quién paga y quién recibe, basada siempre en largas cadenas de supuestos, se olvida lo principal: romper una larga relación, y romperla violentamente, sin acuerdo, tendrá costes enormes para ambos. Cataluña necesita al resto de España, su principal socio y vecino, sí; y España necesita a Cataluña porque Cataluña ha sido siempre la más innovadora y la más abierta a Europa de sus regiones. Y las dos pueden hacerse mucho daño, mucho mayor que los 3.000 millones de balanza fiscal (sí, son 3.000, y no 16.000) que ha publicado la Generalitat en sus últimos cálculos.
Seguir leyendo...

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada

Nota: Només un membre d'aquest blog pot publicar entrades.