Translate | Traducir

diumenge, 8 de novembre de 2015

Mas trabaja en un nuevo escenario electoral ante el rechazo de la CUP

El plan B de Mas pasa por avanzar durante estas semanas en la voladura de la Convergència de Pujol y el renacimiento del partido de estructuras más ágiles y participativas, que abandone la imagen y hasta la denominación actual. Para ello necesita que la candidatura Democràcia i Llibertat, que encabeza Francesc Homs, obtenga un buen resultado el 20-D, con el mensaje de que se acude a las Cortes a negociar la independencia, y que los liderazgos del nuevo partido se definan, preferiblemente en torno a Jordi Turull. El calendario situaba la refundación en febrero pero ahora está condicionada a las vicisitudes de la investidura. Si Artur Mas sería el candidato de esta apuesta política en las nuevas elecciones es harina de otro costal, pero se da por hecho, al igual que el impulso de otros nombres llamados a ocupar papeles destacados, como el caso de la vicepresidenta en funciones, Neus Munté. También está clara la determinación de dotar a la lista electoral de contenido social cediendo protagonismo a independientes por encima de los cuadros del partido y que la alianza con ERC difícilmente se repetiría. Más información...


La CUP acuerda no investir Mas 

y propondrá un candidato alternativo





Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada

Nota: Només un membre d'aquest blog pot publicar entrades.