Translate | Traducir

dilluns, 30 de novembre de 2015

Carles Vilarrubí, el íntimo de Jordi Pujol Soley, controló el concurso de las loterías y luego fue socio del adjudicatario

Carles Vilarrubí es mucho más que el ex chófer de Jordi Pujol Soley que presuntamente ayudó, entre 1995 y 2000, a blanquear 400.000 euros de la fortuna familiar opaca del ex presidente de la Generalitat. También fue el cerebro de la creación y adjudicación de la lotería catalana a la empresa Luditec en 1987 por un periodo de 10 años, concesión renovada en 1997 que llegó hasta 2004. No sólo mantuvo contactos con los ganadores del concurso antes de la creación de la lotería, sino que acabó asociándose a uno de los adjudicatorios, Zourab Tchkotoua, al que Jordi Pujol Ferrusola envió 53.000 euros en 2000 a una cuenta suiza, operación desvelada por Okdiario.

Vilarrubí, gestor de la lotería, y Tchkotoua, socio de Luditec, se unieron sólo unos años después de la adjudicación del concurso. La empresa Trébol Internacional, del empresario georgiano, adquirió el 70% de la firma CVC Consultores, mientras que el otro 30% lo compró Falmig, una empresa de Carles Vilarrubí. La investigación revela múltiples vínculos entre el escándalo de la lotería catalana y Vilarrubí. Fue su impulsor, elaborando el proyecto en los primeros meses de 1986, un año antes de adjudicarse el contrato. Nunca se supo exactamente dónde viajó ni con quién habló. Nunca entregó su informe cuando lo exigió la oposición. Sólo se supo que le había contratado el secretario general de Presidencia de Pujol, Lluís Prenafeta, que le pagó la jugosa cifra para la época de 15.000 euros por seis meses de trabajo. Seguir leyendo...







Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada

Nota: Només un membre d'aquest blog pot publicar entrades.