Translate | Traducir

dijous, 5 de maig de 2016

El problema de España se llama Sánchez

En ese juego de alianzas, el único desconcierto lo produce el PSOE porque, a diferencia de los anteriores, no acepta pactar bajo ningún concepto ni con el Partido Popular ni con Podemos. Con el Partido Popular porque el mínimo cuerpo ideológico en el que se sustenta, el del miedo a la derecha, se vendría abajo. Y con Podemos porque la ambición real de ese partido es disputarle la hegemonía de la izquierda en España; sería como pactar con su principal adversario.

El problema no está ni en el PP, ni en Ciudadanos ni en Podemos. Sin el PSOE, no hay salida. Sin los más de cinco millones de votos que representa, no hay salida. Sin sus escaños en el Congreso, no hay solución ni a la izquierda ni a la derecha. Es ahí, solo ahí, donde está el atasco. Ni en cien nuevas elecciones que se repitan habrá solución si no cambia la estrategia del PSOE, hacia la izquierda o hacia la derecha. Sin bipartidismo, el PSOE está perdido. Y el sistema atascado. La peor noticia de España es esa que proclaman las encuestas cuando auguran que, tras el 26 de junio, todo seguirá igual. | JAVIER CARABALLO
Leer el artículo completo, aquí


Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada

Nota: Només un membre d'aquest blog pot publicar entrades.