Translate | Traducir

dilluns, 31 d’octubre de 2016

Por qué el caso de los emails perdidos de Hillary es relevante



A simple vista, el caso de los correos electrónicos de la ex secretaria de Estado, Hillary Clinton, parece un asunto trivial. Pero no lo es. La razón de esa errónea percepción por parte de la opinión pública es que los medios de comunicación no han sabido -o no han querido- explicar por qué era relevante.

A diferencia de una cuenta personal, la legislación estadounidense establece que de una cuenta oficial de correo electrónico no se puede borrar nada.

Hasta ahora, ha quedado acreditado que Hillary Clinton eliminó 30.000 emails de su servidor particular. Según ella, todos eran personales o familiares.

El problema legal es que si hubiera destruido un sólo email que estuviera relacionado con su cargo de Secretaria de Estado, el Code of Laws of the United States of America determina que puede ser inhabilitada para cualquier cargo público.

“(a) Whoever willfully and unlawfully conceals, removes, mutilates, obliterates, or destroys, or attempts to do so, or, with intent to do so takes and carries away any record, proceeding, map, book, paper, document, or other thing, filed or deposited with any clerk or officer of any court of the United States, or in any public office, or with any judicial or public officer of the United States, shall be fined under this title or imprisoned not more than three years, or both.

(b) Whoever, having the custody of any such record, proceeding, map, book, document, paper, or other thing, willfully and unlawfully conceals, removes, mutilates, obliterates, falsifies, or destroys the same, shall be fined under this title or imprisoned not more than three years, or both; and shall forfeit his office and be disqualified from holding any office under the United States. As used in this subsection, the term “office” does not include the office held by any person as a retired officer of the Armed Forces of the United States.”

(Source: 18 U.S. Code § 2071 – Concealment, removal, or mutilation generally)

Hasta ahora, al no saberse si entre los 30.000 emails borrados había alguno oficial, prevalece la presunción de inocencia. Pero si en el ordenador del ex marido de Huma Abedin -una de las principales ayudantes de Hillary Clinton- aparece un sólo email que haya borrado de su servidor personal, la imputación de Clinton está asegurada.

Si la policía encuentra pruebas fehacientes que Hillary borró emails oficiales podría convertirse en la primera Presidente de los EEUU en perder el cargo apenas estrenado, si es que gana la elección el 8 de Noviembre. En este caso, el candidato a vicepresidente Timothy "Tim" Kain ocuparía la presidencia, con lo que los Estados Unidos tendría un presidente que no sería ni la mentirosa Clinton ni el impresentable Trump.

(Via Plaza Moyua)

Más información, aquí




Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada

Nota: Només un membre d'aquest blog pot publicar entrades.