Translate | Traducir

dijous, 29 d’octubre de 2015

Los Pujol ingresaron 30 millones en metálico en 10 cuentas en Andorra

Jordi Pujol Ferrusola ha figurado como titular de una decena de cuentas en Andorra en las que, desde 1990 hasta el 2012, se registraron ingresos por más de 47 millones de euros, de los que al menos el equivalente a 30,85 millones de euros lo fueron en metálico. Esta es la información que se desprende de los datos remitidos en junio a la justicia española por las autoridades de Andorra como resultado de la comisión rogatoria solicitada por la Audiencia Nacional en septiembre del año pasado.

Según la información a la que ha tenido acceso EL PERIÓDICO, estas cuentas registraron ingresos en metálico por 2.764 millones de pesetas y posteriormente por otros 10,33 millones de euros. También se produjeron ingresos en metálico por un total de 3,26 millones de dólares y de 2,14 millones de los antiguos marcos alemanes. La suma de estas cifras equivale a unos 30,85 millones de euros, que se ingresaron en metálico sobre todo en el periodo entre 1990 y el 2002. Además, según la información bancaria aportada a las autoridades españolas, esta decena de cuentas registraron ingresos procedentes de transferencias bancarias por otros 17 millones. Seguir leyendo...


Pujol abrió una cuenta para cada hijo en Andorra para ingresar las comisiones obtenidas de los Juegos de Barcelona’92
Todo se quedaba en familia. El «patriarca» organizó perfectamente la «trama» para que ninguna filtración pudiera poner en peligro el negocio. Los que se entrevistaban con los empresarios, al menos los que estaban en edad de hacerlo, eran sus propios hijos. Él era el presidente de la Generalitat y no se podía mezclar en estos asuntos. Jordi Pujol vio en los Juegos Olímpicos de Barcelona 92 la gran ocasión de aumentar la fortuna familiar, pero, lógicamente, no podía implicarse directamente en el asunto.

Según han informado a LA RAZÓN fuentes de la investigación, del contenido de las comisiones rogatorias llegadas recientemente desde Andorra y Reino Unido se han obtenido datos que han permitido reconstruir el organigrama de la «trama», que no podía ser más sencillo.

Al frente estaba el patriarca y los hijos jugaban el papel que en cada momento se les encomendaba, desde visitar a los empresarios, hacer de testaferros, etcétera. A cada uno de ellos se les abrió una cuenta en Andorra, en la que los empresarios tenían supuestamente que ingresar el dinero si querían que les fueran concedidas determinadas obras. Seguir leyendo...






Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada

Nota: Només un membre d'aquest blog pot publicar entrades.