Translate | Traducir

dimarts, 10 de novembre de 2015

Godó rectifica

El Conde de Godó manda publicar hoy un editorial que sería asombroso para cualquier persona que no estuviera al corriente de la doblez, la falta de escrúpulos y la permanente instalación de La Vanguardia en ese lugar donde la ética no puede hacerle el trabajo a la inteligencia ni viceversa. Hoy es el día de leer alguno de los impagables artículos de Luis de Galinsoga, la Historia de La Vanguardia, de Gaziel y Servitud de Puig i Ferreter. Solo con estas lecturas puede comprenderse en su totalidad cínica el editorial llamado Por la rectificación, como si no fuera con ellos.

En los últimos tres años La Vanguardia ha jugado un papel clave en la consolidación social del delirio independentista, otorgándole aquello que no podía adquirir desde ningún punto de vista, que es la respetabilidad política, económica y social. Por desgracia, es improbable que la sedición acabe con la exigencia de responsabilidades a todos los que la han hecho posible y el periódico volverá a irse de rositas como tantas otras veces en su historia, tan llena de indignidad. Pero, al menos, que este editorial sea señalado y pueda estudiarse en las escuelas de negocios y en las satrapías. Un editorial que, impasible el ademán, como otrora, incluye esta cara de piedra: «Quienes han auspiciado el error del 9 de noviembre deberían reflexionar urgentemente sobre ello y propiciar lo antes posible una inteligente rectificación». Seguir leyendo...


Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada

Nota: Només un membre d'aquest blog pot publicar entrades.