Translate | Traducir

dimecres, 25 de novembre de 2015

Los Pujol aseguran que el Estado les ofreció impunidad a cambio de parar el soberanismo

El comisario del Cuerpo Nacional de Policía José Villarejo se reunió en dos ocasiones con Josep Pujol Ferrusola, uno de los hijos del expresidente catalán, para buscar la complicidad de la familia frente al proceso soberanista a cambio de impunidad. “Si colaboráis contra la independencia, todo esto acabará pronto”, dijo el policía en el primer encuentro (febrero de 2014), a propósito de la investigación abierta por la Audiencia Nacional contra su hermano Jordi por blanqueo.

En su declaración como imputado ante el juez, Josep Pujol explicó que un abogado le llamó para que se reuniera con Villarejo. Josep vivía entonces en Madrid y aceptó la cita, que se celebró en el despacho del letrado y en un momento de efervescencia del caso Pujol: la policía había elaborado un primer informe demoledor sobre los presuntos negocios ilícitos de su hermano Jordi y de la exmujer de este, Mercè Gironés. Seguir leyendo...

Jordi Pujol y dos de sus hijos organizaron una reunión sin Mas con empresarios del "núcleo duro" de CDC en la que se activó el plan independentista solo cinco días después de que Rajoy ganara las elecciones del 20N de 2011 por mayoría absoluta
El nacionalismo catalán cita la multitudinaria Diada del 11 de septiembre de 2012, en la que medio millón de personas convocadas por la ANC salieron a la calle, como el momento clave en el que Artur Más decidió subirse en marcha al tren de la independencia. Abrumado por el “clamor popular”, el president de la Generalitat convocó unas elecciones anticipadas con el compromiso de impulsar el “derecho a decidir”. La idea no entusiasmó a los votantes: la coalición CiU perdió 12 escaños en las urnas.

Sin embargo, un informe policial al que ha tenido acceso OkDiario sitúa un año antes, el 25 de noviembre de 2011, el momento en el que la cúpula de Convergencia decidió encender la mecha del proceso de independencia. Es decir, exactamente cinco días después de las elecciones generales en las que los ciudadanos dieron mayoría absoluta a Mariano Rajoy, poniendo fin a siete años de Gobierno de Rodríguez Zapatero.

La decisión se habría tomado en una reunión que estuvo encabezada por el ex presidente Jordi Pujol Soley y dos de sus hijos: Oriol (que ha sido secretario general de CDC y portavoz de CiU en el Parlament) y Josep Pujol Ferrusola. Los tres están hoy imputados por corrupción en distintos juzgados, en los que se investiga la fortuna que el clan ha acumulado durante más de dos décadas en distintas paraísos fiscales. Seguir leyendo...


Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada

Nota: Només un membre d'aquest blog pot publicar entrades.