Translate | Traducir

dimarts, 19 d’abril de 2016

El 'pero' inmoral del Papa



RELIGIÓN DIGITAL.- "La persecución, yo diría, es el pan cotidiano de la Iglesia. Jesús lo ha dicho. Nosotros, cuando hacemos un poco de turismo por Roma y vamos al Coliseo, pensamos que los mártires eran aquellos asesinados por los leones. Pero los mártires no fueron sólo aquellos allí, o aquellos otros. Son hombres y mujeres de todos los días: hoy, el día de Pascua, hace apenas tres semanas... Aquellos cristianos que festejaban la Pascua en Pakistán fueron martirizados precisamente porque festejaban a Cristo Resucitado. Y así la historia de la Iglesia va adelante con sus mártires".

El martirio de Esteban desencadenó una cruel persecución anticristiana en Jerusalén, análoga a la que hoy sufre quien no es libre de profesar su fe en Jesús. "Pero - observó Francisco - hay otra persecución de la que no se habla tanto", una persecución "disfrazada de cultura, disfrazada de modernidad, disfrazada de progreso" (...) "Es una persecución -yo diría un poco irónicamente- ‘educada'.

"Al jefe de la persecución ‘educada', Jesús lo ha nombrado: el príncipe de este mundo. Y cuando las potencias quieren imponer actitudes, leyes contra la dignidad del Hijo de Dios, persiguen a estos y van contra Dios Creador. Es la gran apostasía.


Catholic News Agency 

Catholic News Service



Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada

Nota: Només un membre d'aquest blog pot publicar entrades.