Translate | Traducir

divendres, 8 d’abril de 2016

Nueva ocurrencia del Papa para mantener la clientela

«El camino de la Iglesia es no condenar a nadie para siempre», señala el Papa Francisco en el capítulo ocho, el más delicado de su exhortación apostólica «La alegría del amor», pues es el dedicado a «reintegrar» en la Iglesia a los divorciados vueltos a casar y a las personas que viven en situaciones matrimoniales «llamadas irregulares». Es un documento esperanzador y misericordioso. [Lee el documento completo]
Seguir leyendo...



Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada

Nota: Només un membre d'aquest blog pot publicar entrades.