Translate | Traducir

dilluns, 30 de maig de 2016

Varoufakis, Pisarello y Blancanieves


Varoufakis es ese pijoprogre que va de intelectual neomarxista y que se hizo famoso por insultar a sus colegas europeos y transatlánticos, empeñado en cortar de un tajo las amarras que unen Grecia a la UE y dejarla naufragar a la deriva. Tan mal lo hizo que su capo, Alexis Tsipras, que es más de izquierdas que nadie, lo echó de su gobierno. Desde entonces, Varoufaquis, como en su día el Che Guevara, se ha dedicado a exportar la revolución, pero con una diferencia sustancial: mientras Ernesto Guevara exportaba al menos una revolución que se había consumado en Cuba, el amigo Yanis exporta algo que ni sus camaradas de politburó se han atrevido a hacer. Tal vez lo hagan aún, por inercia, cuando Europa se de cuenta que todo sigue igual en Grecia y les cierren el grifo.

Mientras tanto, mientras espera que Grecia se hunda definitivamente a la venezolana, Varoufakis se dedica a dar conferencias y publicar libros para la causa y para su bolsillo. Se dedica a organizar un movimiento alternativo a lo que todavía llaman la Europa capitalista formado por la izquierda de las izquierdas. Es decir, por retazos del marxismo-leninismo que sobrevivió a la caída del Muro de Berlín y francotiradores que, incapaces de desmovilizarse tras haber perdido la guerra política e ideológica del comunismo, siguieron en la brecha, sin oficio ni beneficio, no ya como revolucionarios sino como bandoleros.

Uno de esos francotiradores es el argentino Gerardo Pisarello, concejal del Ayuntamiento de Barcelona y mente pensante del partido de Ada Colau. Con él, Varoufakis ha escrito un libro titulado 'Un Plan para Europa' que será presentado este miércoles en la Facultad de Economía y Empresa de la Universidad de Barcelona y el jueves en Las Cocheras de Sants con la plana mayor de Barcelona en Comú. Es de suponer que para Pisarello sea un orgasmo político e intelectual ser coautor del libro, pero para Varoufakis, que hubiera preferido a alguien del estrellato como Stiglitz o Krugman, es más bien la penitencia por no ser ya el más guapo en el espejo roto de Blancanieves.




Varoufakis da por muerto a Helmut Kohl en su último libro



Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada

Nota: Només un membre d'aquest blog pot publicar entrades.