Translate | Traducir

dimecres, 21 de setembre de 2016

La xenofobia echa raíces en la Alemania ex comunista


La tóxica herencia del totalitarismo parece haberse convertido en algo crónico en muchas de las sociedades que lo han padecido. Más de un cuarto de siglo después de la caída del muro de Berlín, el este ex comunista de Alemania sigue siendo un lodazal de totalitarios, de derecha o izquierda.

Los datos hablan por si solos. El año pasado hubo 58,7 casos de ataques xenófobos por un millón de habitantes en Mecklenburg-Vorpommern, frente al promedio de 10,5 casos en los estados del Oeste de Alemania, según el informe anual sobre el estado de la unificación.

Es decir, casi seis veces más en el Este que en el Oeste. Un Este que, a pesar de las millonarias inversiones realizadas, todavía tiene un PIB per cápita un 25% inferior al del Oeste; todavía los jóvenes alemanes del Este siguen emigrando al Oeste y en dónde, una población envejecida, elige a excomunistas para gobernar Turingia.









Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada

Nota: Només un membre d'aquest blog pot publicar entrades.