Translate | Traducir

dilluns, 9 de novembre de 2015

Mas agoniza entre paradojas: promete un programa de CUP y no obtiene su apoyo, pide diálogo pero sigue avanzando en la ruptura

Mas ha empleado la parte final de su alocución para lanzar una advertencia clara a la izquierda independentista, que ya ha expresado sus intenciones de no apoyar al candidato de Junts pel Sí: Sin investidura no hay Govern, y sin Govern, "el proceso puede quedar encallado". Y ha seguido: "De la mayoría depende que no haya bloqueo ni pérdida de tiempo excesivo". Al arranque de su discurso, Mas ha proclamado que la legislatura que ha comenzado es la de la "transición" de la "autonomía" al "Estado catalán" y ha asegurado que la mayoría "histórica" independentista en el Parlament legitima un proceso de ruptura. Mas no ha variado ni un ápice su hoja de ruta de 18 meses, en la que la tarea de su futuro gobierno -si se logra formar-, debe ser la de "culminar" el proceso constituyente, implementar las estructuras de Estado, elaborar una "ley de transitoriedad jurídica" y buscar apoyos internacionales. Asimismo, Mas ha dejado la puerta abierta a un referéndum pactado con el Estado pero advierte de que, si no es posible, también lo habrá: "El de la futura Constitución catalana". Más información...

El principal argumento de Mas para conseguir los votos de la CUP ha sido el de destacar que busca una legislatura corta, de no más de 18 meses, que sirva básicamente para preparar la independencia y volver a convocar elecciones, ha dicho “en primavera o verano de 2017”. Previamente, el presidente en funciones ha asegurado: "Estamos legitimados para construir la república catalana".




Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada

Nota: Només un membre d'aquest blog pot publicar entrades.